Acerca de Ana, una compradora compulsiva

Edad: 28
Prioridades: Estilo de vida, satisfacción personal y de los demás
Influencias: Tendencias, reseñas, correos electrónicos dirigidos y otras promociones
Impulsores: Buenas ofertas y descuentos
Limitaciones: Precio de los artículos, opciones de envío y sin fidelidad a ninguna marca

Entre las exigencias de su trabajo y la preparación de las fiestas navideñas, para Ana las últimas semanas del año son como los metros finales hasta la línea de meta de una carrera. Este año sigue siendo una carrera, pero la línea de meta se ve diferente. El trabajo de Ana ahora es remoto, pero planificar eventos virtuales es tan difícil como otros años. La ventaja es que ahora trabaja desde casa, lo que le da más tiempo para estar con sus dos compañeros de piso, y también para hacer sus propios planes para las Navidades.

Así es como Amazon Pay, un método de pago rápido que no requiere ni registrarse ni nuevas contraseñas, puede ayudar a Ana a ocuparse de todas sus compras navideñas y a que todavía sienta que le sobra tiempo.

Diario de Ana: Jueves

07:00: Me levanto y hago ejercicio

Nunca fui una persona madrugadora pero desde que empecé a hacer ejercicio con mis compañeros de piso tengo una motivación para hacerlo. Me pongo mis nuevos leggins de piel sintética negra de Cache-Cache que compré cuando vi los de Lottie... ¡me di cuenta de que yo también los necesitaba! Se adaptan a mi cuerpo de una forma muy cómoda.

Cuando llego al salón, nuestras tres esterillas de yoga ya están en el suelo, una al lado de otra. Nat le pide a Alexa que ponga una de nuestras listas de reproducción de Spotify mientras me da una de las pastillas de magnesio que pedimos online a Subitofarma y que nos encantan. Las compro para todos usando Amazon Pay, es facilísimo.

Después del ejercicio HIIT, Nat se da una ducha mientras Charlotte y yo esperamos en la cocina por nuestro turno de usar el cuarto de baño viendo vídeos de TikTok. Hablamos de las restricciones para viajar de este año, y comentamos que no tiene mucho sentido que Lottie se vaya a casa estas navidades. Lottie, además de compañera de piso, es mi mejor amiga y estoy muy contenta porque este año vamos a pasar las vacaciones juntas. Pero de repente me pongo muy nerviosa porque me doy cuenta de que tengo que empezar a hacer las compras de Navidad.

09:30: Trabajo de forma remota

Técnicamente, el día aún no ha empezado, pero yo ya estoy delante de mi ordenador con mi café, bien arreglada y lista para empezar con las tareas que tengo para el día de hoy, mientras reviso en mis correos si hay alguna nueva promoción de la que pueda aprovecharme. Saludo a mi equipo de trabajo cuando los veo en Slack. Somos un grupo muy unido porque trabajamos juntos en situaciones de mucha presión. Este año, al trabajar de forma remota, hemos decidido jugar al «amigo invisible» para hacernos regalos entre nosotros. No voy a mentir, estaba muy emocionada con esto hasta que vi que me tocaba regalarle a un compañero supertímido que nunca cuenta nada de su vida y que parece muy serio. Una persona difícil a la hora de regalar, ¿no te parece? Por suerte, en nuestra última reunión por Zoom pude ver que tenía un perro, así que creo que voy a regalarle algo para su mascota.

12:00: Descanso para el almuerzo

Algunas veces todos descansamos al mismo tiempo para almorzar juntos en la casa, y otras veces cada uno come por su cuenta. Hoy, los tres coincidimos en la cocina, mirando nuestros teléfonos y comentando lo que vamos viendo. Mientras como, voy a Instagram y veo que mascotplanet.com también tiene juguetes para mascotas, como este caballito que sería el regalo perfecto para el «amigo invisible». Sin dudarlo más, lo compro directamente desde mi teléfono y, como uso Amazon Pay, puedo encontrar fácilmente su dirección que tengo guardada en mi libreta de direcciones de Amazon. Me siento orgullosa de lo rápido que lo hice.

Ahora voy a mi correo electrónico para ver si me han mandado la confirmación del pedido y veo que GUESS está de rebajas, así que me voy a su página web. Voy mirando los diferentes modelos, pero parece que hoy no tengo instinto para decidirme. Yo suelo llevar vestidos midi. Les pregunto a Lottie y Nat qué me sugieren. Sin dudarlo, los dos me dicen: «El animal print está de moda». Así que me encojo de hombros y me decido por uno con estampado animal print. Lo mejor de todo es que está de rebajas. Lo compro con solo unos clics, usando Amazon Pay otra vez. ¡Y aquí me llega la confirmación de Guess!

13:30: Trabajo e interrupciones

Una de las cosas que más me gustan de las reuniones de Zoom es que cuando se habla de cosas que no me interesan, puedo ir viendo otras cosas en mi teléfono. A Lottie le voy a comprar algo que tengo en mente desde hace tiempo y que ya me está poniendo un poco ansiosa. Quiero comprarle algo especial y único, pero que no sea demasiado serio. Algo que parezca que fue elegido especialmente para su personalidad.

El anillo amarillo de luz de Alexa me saca momentáneamente de la estresante sucesión de reuniones para avisarme de que un paquete que había pedido ha sido entregado. ¡Qué bien! Pero no tenía ni idea de qué era lo que había comprado y acababa de llegar... En los últimos días he estado haciendo compras espontáneas porque se van acercando las Navidades. Voy hasta la puerta y veo que es la nueva funda para iPhone de Balvi. Ya sé que últimamente no hago cosas arriesgadas, salvo pasear bajo la lluvia, pero hace unos días vi en Instagram a una chica hablando de esta funda y decidí comprarla.

Y esta entrega me recuerda que hay otros paquetes que todavía no he recibido, así que cuando vuelvo a mi silla digo «Alexa, ¿dónde están mis pedidos?» Me gusta saber siempre dónde están mis cosas.

17:00: Encuentro el regalo perfecto

¡Instagram vuelve a conseguirlo! Sigo a una chica con la que fui a la universidad y que ahora es una influente. Publicó hace unas horas una foto suya con un collar muy mono de Furla que tiene un diseño rosa dorado muy simple. Se llama Mystic Moon. Es justo el tipo de regalo que estaba buscando para Lottie, porque aunque a ella le encantan las cosas prácticas, también le gustan los detalles que la relajan. Lo busco en Instagram y lo compro ahí mismo, dando gracias a mi estrella de la suerte por haberlo encontrado y haberlo podido pedir con la antelación suficiente para que le llegue a tiempo. El resto de la jornada laboral pasa volando.

19:00: Final del día

Abro la nevera para ver qué puedo hacerme para cenar, y veo que está bastante vacía. Quedan unos huevos y poco más. «Alexa, añade espinacas» y Alexa las añade a mi lista de la compra. Ahora mismo no quiero saber lo larga que es. Lottie y yo decidimos pedir algo para cenar en casa. Nat tiene una cita (con distancia personal) con un chico que conoció en internet, así que nosotras dos tendremos una tarde solo de chicas. Me encantan estos planes que surgen espontáneamente. Nada más que Nat sale por la puerta, las dos nos preguntamos a la vez: qué le vamos a comprar por Navidad? Nos acurrucamos en el sillón para ver un episodio o dos de una serie en la televisión que nos gusta mientras miramos los teléfonos y vamos comentado ideas que vemos.

Mientras buscas el regalo perfecto de última hora, consulta nuestra guía de regalos navideños Possible with Pay que viene repleta de ideas exclusivas para regalar a todas las personas de tu lista.

Mantente conectado

Recibe las últimas novedades de Amazon Pay directamente en tu buzón de correo.