A pesar de las recientes innovaciones en comercio electrónico y pagos, la mayoría de las personas siguen comprando por internet a la «antigua usanza», es decir, sacando la tarjeta de crédito de la cartera y escribiendo el nombre, el número, la fecha de caducidad y el CVV en el formulario. Sin embargo, los métodos de pago de terceros están ofreciendo innovación que permite a los usuarios comprar por internet sin tener que escanear la tarjeta de crédito o ponerse las gafas para leer su información.

De acuerdo con un estudio de 2017 del Baymard Institute1, hay «un claro subgrupo de usuarios que ya confían firmemente en los métodos de pago de terceros». De hecho, el 8 % de las personas que compran por internet abandonaron sus cestas en el último trimestre porque no se les ofreció su opción preferida de pago de terceros.

Hay diversos motivos por los que los servicios de pago de terceros se han convertido en instrumentales en la industria del comercio online, pero una de las principales razones es la seguridad.

Las opciones de pago de terceros evitan a los usuarios tener que pensar y, por extensión, pueden hacer que tu proceso de paso por caja parezca más seguro y más cómodo.

Puede llevar mucho tiempo y esfuerzo ganar la confianza de los consumidores, especialmente si tu empresa es de pequeño tamaño. Las opciones de pago de terceros evitan a los usuarios tener que pensar y, por extensión, pueden hacer que tu proceso de paso por caja parezca más seguro y más cómodo. Estos son algunos ejemplos de procesos de paso por caja que sacaron un gran provecho al ofrecer opciones de pago de terceros.

Transacciones internacionales

De acuerdo con el estudio de Baymard, los usuarios internacionales tienen una mayor inclinación a usar una opción de pago de terceros al hacer un pedido de otro país. Estos usuarios recurren a un tercero porque un negocio independiente puede proporcionar seguridad adicional en caso de que algo vaya mal con el pedido. Por citar a un cliente internacional del estudio de investigación:

«Me parece más fácil. Además, si algo sucede, por ejemplo, que afirmen haberme enviado un pedido que yo no he recibido, ¿qué puedo hacer? No soy abogado. ¿Qué se puede hacer en una situación así?

Recurro a un tercero porque un negocio independiente puede proporcionar seguridad adicional en caso de que algo vaya mal con el pedido.

Las opciones de pago de terceros ofrecen garantía en cuanto a la seguridad y fiabilidad de un minorista; y no solo eso: estas opciones de pago ofrecen facilidad y comodidad.

En caso de problemas con la tarjeta de crédito

Siempre es bueno contar con un plan B en caso de que haya algún problema con la tarjeta de crédito. Tener opciones de pago de terceros puede significar la diferencia entre abandonar una cesta o completar la compra. De acuerdo con el informe de Baymard, hasta un 4 % de todos los usuarios experimentan errores de validación de sus tarjetas de crédito. Una opción de pago de terceros puede ser una alternativa segura en caso de que algo vaya mal con el método de pago preferido por un usuario. Como explica Baymard, «esta opción alternativa demostró ser particularmente efectiva para el grupo de usuarios que tienen poca experiencia previa con la opción de pago de terceros.” 

Por eso, como Baymard explica, el 83 % de los 60 sitios de comercio electrónico con más ventas usan opciones de pago de terceros. Ofrecer al menos un proveedor tercero durante el paso por caja puede reducir el riesgo de abandono de cestas, en particular si tu base de clientes es internacional. 

1 Checkout Optimization and Reducing Abandonments (2017), commissioned by Amazon Pay