En lugar de asistir al campus para su primer año de universidad, nuestro novato ficticio Matt ha optado por el aprendizaje virtual. Estudiar este cuatrimestre desde casa significa menos privacidad con respecto a sus padres y menos oportunidades de conectar con otros estudiantes. Por otra parte, tiene un frigorífico lleno, su propia habitación y más dinero para gastar en lo que le gusta, como ropa nueva, productos electrónicos, y para hacer donaciones.

Veremos cómo Amazon Pay —un método de pago rápido que no requiere registro ni nuevas contraseñas— puede facilitarle a Matt la navegación por este estilo de vida de quererlo todo: desde la caza de buenas ofertas hasta el ocio por streaming.

Acerca del novato Matt[1]

Edad: 18
Dispositivo preferido: Teléfono móvil
Prioridades: Estilo de vida, satisfacción personal y donaciones
Influencias: Tendencias, reseñas, correos electrónicos dirigidos y otras promociones
Impulsores: Buenas ofertas y descuentos
Limitaciones: Precio de los artículos, opciones de envío y sin fidelidad a ninguna marca


9:30 – Intento despertarme

Normalmente empiezo el día viendo qué hacen mis amigos; para ello echo un vistazo a Instagram unos minutos mientras me voy despertando. Después miro si ha aparecido alguna oferta interesante en mi lista de deseos. En las últimas semanas, he estado buscando zapatos nuevos, un reloj y un iPad. Me siento orgulloso de encontrar siempre las mejores ofertas, no solo para mí, sino también para mis amigos y para mi familia. Tengo algunos sitios imprescindibles en los que busco ofertas diariamente.

POR FIN encontré el monitor de TV LCD 4K de 65” que mi padre lleva deseando desde hace años. Me dijo que si lo encontraba por menos de 1000 € se decidiría a comprarlo.  ¡Solo queda uno en Big Price! Por fortuna, tengo la tarjeta de crédito de mi padre guardada en mi cuenta de Amazon, así que le envío un mensaje para que me dé el visto bueno y rápidamente lo compro con Amazon Pay. Automáticamente toma mis datos de pago y puedo llevarme la última unidad que quedaba antes de prepararme para mis clases.

10:00 – Me preparo para las clases

Hablando de clases, la universidad es muy interesante en estos momentos. Debido a la pandemia, mis padres han decidido que era mejor que estudiara a distancia este año. Así que adiós a mi «experiencia de novato» en la universidad. Aunque agradezco las ventajas de comer comida casera y de tener mi propia habitación. Me meto en la ducha mientras me llega desde la cocina el olor a huevos recién hechos. Corro a la cocina y me tomo un estupendo desayuno mientras continúo comprobando online lo que ha pasado en el mundo.

Sobre las 11;15 me conecto con Zoom para la primera de mis clases de hoy. La clase de Antropología de esta mañana trata de cómo las prácticas de comunicación pueden reflejar y dar lugar a transformaciones culturales más profundas.

Lo bueno es que algunas de nuestras clases del primer curso las están condensando en 30 minutos, para probar el aprendizaje y la retención. Así que solo tengo que atender a esta clase 30 minutos tres veces por semana y me dan cinco créditos.

11:45 – Me tomo un descanso en Twitch

Dispongo de un descanso de más o menos una hora antes de mi próxima clase y recibo una alerta de que uno de los mejores jugadores de Fortnite, Scoped, está listo para empezar a jugar. Abro Twitch y veo su retransmisión durante 30 minutos y después, usando mi cuenta de Amazon, le regalo una suscripción de nivel 1 para mostrarle mi apoyo. Todavía tengo 15 minutos antes de la siguiente clase, así que echo un vistazo a las retransmisiones de algunos músicos y otros influentes en Twitch antes de que empiece la clase.

12:55 – Me preparo para mi clase de ciencias políticas

Tenemos que presentarnos en cada clase con un artículo del periódico del día anterior, lo enviamos por el chat y explicamos por qué lo hemos elegido y por qué nos parece importante. Como parte de la clase, también tenemos que estar suscritos a un periódico. Equilibrando coste y reputación, me suscribí a través de Amazon Pay al Corriere della Sera, un periódico italiano.

Miro los titulares de hoy y comparto uno con la clase justo cuando el profesor comienza su exposición.

14:30 – Carrera al medio día

Desde que he tenido que quedarme en casa, he empezado a correr por las tardes para mantenerme en forma y despejar la mente. Mi equipo favorito es el AS Roma y mis padres dijeron que me regalarían una equipación para mis entrenamientos. 

Voy a su página web oficial, AS Roma Store, y me encuentro con que tienen una promoción de fin de temporada. Acaban de rebajar los precios de uno de mis diseños favoritos, así que lo añado a la cesta, selecciono Amazon Pay y paso por caja en unos pocos clics; y luego le mando un mensaje a mi madre para que transfiera dinero a mi cuenta (solo soy un estudiante...).

15:30 – Cobrar y dar algo a cambio

Después de llegar de correr, reviso las ventas del día de mi negocio particular. Porque cuando no estoy pensando en las clases o chateando online con mis amigos, estoy buscando oportunidades de sacar adelante mi empresa de camisetas. Empecé a vender a mis amigos del instituto camisetas con mensajes irónicos e inteligentes. Empezó como una broma, pero se pusieron de moda. Esta primavera, pasé el tiempo que no puede ir a clase por culpa de la COVID-19 creando un sitio web en Shopify para empezar a vender a gente de todas partes. El hermano mayor de mi amigo tiene una tienda de impresión y he empezado a subcontratar el envío a logística de Amazon para poder centrarme en imprimir dinero en lugar de etiquetas de envío de camisetas. También estoy ampliando el negocio a otras prendas.

Pero este negocio no lo hago solo por dinero. Cada vez que alguien compra una camiseta, el 10 % de las ganancias lo destino a Black Lives Matter porque es un movimiento que me importa. Ayer me pagaron los pedidos del último mes, así que voy a hacer una donación: «Alexa, haz una donación a Black Lives Matter». Como está conectada a mi cuenta de Amazon, todo es muy rápido: confirmo mi información de pago actual y después confirmo la donación.

Envío algunos correos electrónicos, publico el diseño de una nueva camiseta en la redes sociales, monto un vídeo de TikTok vistiendo uno de mis últimos diseños y, por último, reviso la bandeja de entrada de mi correo para ver si hay algún nuevo producto u ofertas en alguno de los sitios web que sigo.

17:00 – Deberes y cena

Es hora de volver al trabajo académico, los deberes se me están amontonando hoy. Pongo algo de música y trabajo en mis tareas de hoy.

Quiero mucho a mis padres, pero para creerme de verdad que estoy en el primer año de universidad, donde estaría cenando en el campus con mis compañeros, les digo a mis padres que necesito más tiempo con mis amigos, y me conecto online con algunos de ellos mientras ceno.

Mientras estoy en una videollamada de Zoom con mis compañeros de instituto que están en otras universidades, recibo un aviso de Alexa que me dice que ya ha llegado un adaptador que pedí a principios de semana. Le mando un mensaje a mi padre para que me lo recoja del porche y continúo chateando con amigos.

23:00 – El final del día

Me tumbo en la cama, mando mensajes a mis amigos y reviso algunos sitios más de ofertas online para ver si hay alguna nueva bajada de precios. Para liberar mi mente del hecho de estar encerrado en casa en lugar de en una residencia universitaria con gente de mi edad, cambio a TikTok para distraerme un rato.

 

[1] Estudio personal interno de Amazon Pay.

Mantente conectado

Recibe las últimas novedades de Amazon Pay directamente en tu buzón de correo.