En los últimos meses, una de las tendencias emergentes más clara ha sido el cambio acelerado al comercio electrónico. Durante este tiempo, los consumidores han pasado más tiempo en casa debido a la pandemia de la COVID-19, limitando al máximo sus visitas a las tiendas.

Como es natural, esos consumidores comenzaron a apreciar rápidamente la comodidad de hacer pedidos desde sus casas con un simple toque o clic. De hecho, líderes de marketing han observado que más del 84 %[1] de los compradores parecen estar más abiertos a las nuevas ofertas digitales introducidas durante la pandemia. En este artículo, exploraremos algunas de las tendencias más destacadas que se desarrollaron entre abril y junio, con la adaptación de los compradores a sus recientemente alteradas condiciones de vida.

Lo más importante que hemos aprendido

  • Los compradores optaron por proyectos DIY (Do It Yourself, hazlo tú mismo) para mejorar sus casas y jardines (abril)
  • Redescubrieron la importancia de la vida al aire libre y planearon actividades a ese respecto (mayo/junio)
  • Con las tiendas físicas cerradas, la categoría de las prendas de vestir experimentó un impulso online (abril)
  • Nuevos anuncios de conciertos produjeron un aumento de las ventas de entradas (junio)
  • En abril se produjo un aumento de las ventas de juguetes para niños y libros (abril)

Confinamiento en casa

Según se iban implementando las órdenes de quedarse en casa por todo el mundo para ayudar a contener la expansión del virus causante de la COVID-19, millones de personas se vieron confinadas en su hogar. Al verse forzados a quedarse en casa (#stayhome, #yomequedoencasa), los consumidores cambiaron la atención a pequeños proyectos de mejoras tanto en el interior como en el exterior, ya sea una terraza, un jardín o el alféizar de una ventana. De abril a junio, hemos visto una aumento de las compras en categorías como decoración del hogar y jardinería que indican un deseo entre los consumidores de mejorar su entorno. Además, hemos vista un incremento en compras más prácticas de productos de limpieza, muebles nuevos, filtros de agua y colchones. Dormir bien nunca había sido tan importante.

En la naturaleza

La llegada de la primavera y de un clima más agradable condujo a que los compradores empezaran a redescubrir los grandes espacios al aire libre que nos ofrece la naturaleza: se planificaron largos paseos, viajes de acampada, días de pesca y otras actividades lejos de las multitudes. Con los gimnasios y las instalaciones deportivas todavía cerrados, las ventas de prendas de deporte y los accesorios para hacer ejercicio en solitario también experimentaron un ascenso, que continúa con un alto interés en todo el mundo. 

Ropa formal, ropa informal

Las categorías de prendas de vestir y accesorios se ralentizaron considerablemente en los primeros meses del confinamiento, mientras los consumidores se adaptaban al cambio en la necesidad de vestuario, específicamente de cintura para arriba (las famosas videollamadas; ¡no os echaremos de menos!). Sin embargo, con el cierre de las tiendas en todo el mundo y con un reducido interés por las prendas formales, los clientes satisficieron su deseo de prendas cómodas, de estar en casa y básicos de verano, a través de las compras online. 

Entretenimiento y educación en casa

No sorprende que, con el prolongado cierre de los colegios que motivó que niños de todas las edades tuvieran que pasar mucho más tiempo en casa, los padres tuvieran que buscar maneras novedosas de mantener a sus hijos entretenidos y estudiando. En lo que suponemos fue el resultado de escuchar otro coro más de «mamá, me aburro», las ventas de juguetes y libros para niños experimentaron una subida sustancial en abril, antes de volver al promedio prepandémico.

Una mirada al futuro

Todavía sin poder volver a las actividades sociales anteriores, como ir a restaurantes y cines, los consumidores están deseando planificar encuentros en los próximos meses. Los festivales musicales, conciertos, giras de teatro y acontecimientos deportivos recién anunciados para el año próximo han experimentado un importante aumento de reservas, lo que supone un alivio para la industria del entretenimiento.

¿Y ahora qué?


Las tendencias de compras en los últimos meses indican que una de las maneras en que los consumidores están reaccionando a los retos actuales es inclinándose más por las compras online en categorías específicas. Las empresas están trabajando mucho para mejorar su experiencia de comercio electrónico (por ejemplo con mejoras en los tiempos de entrega, editando descripciones de productos para incorporar actualizaciones específicas de la COVID, o utilizando puntuaciones y reseñas en todos sus productos), así que será interesante ver si estas tendencias continúan su desarrollo y se convierten en la nueva norma una vez que se levanten las restricciones. 

 

 

[1] https://chart-na1.emarketer.com/237640/what-types-of-customer-behaviors-have-us-cmos-observed-during-coronavirus-pandemic-of-respondents-may-2020

Mantente conectado

Recibe las últimas novedades de Amazon Pay directamente en tu buzón de correo.