Los temores en materia de seguridad son uno de los principales motivos por los que, según Baymard, los minoristas de los EE. UU. pierden aproximadamente 260 millones de USD cada año por abandonos de cestas. 

Los minoristas tienen que esforzarse por conseguir que sus clientes se sientan seguros al pasar por caja. Según el estudio de Baymard, la mayoría de los usuarios «confían en su percepción de lo seguro que es un formulario; en otras palabras, los usuarios tienden a confiar en su instinto». 

Aunque es crucial contar con la infraestructura de seguridad técnica subyacente adecuada, hay tres sencillos arreglos en cuanto a la experiencia del usuario que los minoristas pueden implementar en su proceso de paso por caja para ayudar a los usuarios a sentirse más tranquilos:

  • El diseño visual de la interfaz de tarjeta de crédito
  • Asociarse con marcas de confianza que tengan trato directo con el consumidor
  • Opciones de pago de terceros

Diseño y estructura visual

En las pruebas con usuarios llevadas a cabo por Baymard, se comprobó que las interfaces de tarjeta de crédito con un estilo visual diferente generan una mayor confianza. Cuando diseño visual del formulario de la tarjeta de crédito es diferente al del resto de los campos del formulario, es más probable que los usuarios confíen en el proceso. Es un arreglo sencillo: añadir colores de fondo al formulario de paso por caja o encapsular los campos del formulario con algún tipo de indicación visual mejora considerablemente la confianza del usuario a la hora de introducir los datos de su tarjeta de crédito. Los dos ejemplos siguientes ilustran qué aspecto podrían tener:

Trabajar con marcas de confianza

Mostrar la marca de una empresa que tenga contacto directo con el consumidor da garantía de seguridad del sitio y es una de las señales visuales más efectivas para ofrecer un proceso de paso por caja eficiente. Podemos sentirnos más inclinados a compartir la información de nuestra tarjeta de crédito con «Charlie’s Vegan Dog Treat Shoppe» si Norton o McAfee aseguran que es un sitio de confianza. Y el nombre en el logotipo de seguridad importa: cuanto más conocida sea la marca, más probabilidades habrá de que el usuario confíe en el sitio con el que está afiliada.

Opciones de pago de terceros

Según Baymard, ofrecer opciones de pago de terceros puede ayudar a evitar el abandono de cestas de la compra. De hecho, el informe de Baymard indica que el 8 % de todos los usuarios abandonaron uno o más pedidos en el último trimestre únicamente porque el vendedor no ofreció una opción de pago alternativa. El procesamiento de pago de terceros también le resulta muy atractivo a los usuarios internacionales, ya que ofrece seguridad adicional en caso de que un pedido no llegue a entregarse. 

Si tu marca todavía no es muy conocida, generar confianza no tiene por qué suponer un reto complicado. Si sigues estas sencillas pautas, tus clientes estarán más dispuestos a completar las compras en tu tienda virtual.